“En épocas de crisis algunos lloran, mientras otros venden pañuelos”, la idea es SUPERAR LA CRISIS ESTRATÉGICAMENTE y no que ella te supere.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Decido iniciar el artículo de hoy con una frase muy representativa “En épocas de crisis algunos lloran, mientras otros venden pañuelos”, la realidad es que las crisis ya sean económicas, personales, profesionales, sociales son situaciones que perjudican a la estabilidad ya sea personal o colectiva.

Personalmente considero que las crisis, una vez transcurridas, sirven para aprender, para trascender, para demostrarnos que tenemos más habilidades de supervivencia de las que conocíamos; pero claro para poder reconocer lo positivo de un momento complicado primero es necesario superarlo de la mejor manera.

¿Qué pasa con el marketing de mi marca cuando se vive una situación económica complicada en el país? Ya sea en la esfera profesional, de emprendimientos, de pequeñas, medianas y hasta de grandes empresas, la situación económica es un factor externo que repercute directa e indirectamente en cualquier actividad comercial.  

Lo importante, y es lo que me motivó a escribir este artículo, es accionar de manera propicia para que el impacto negativo sea suave o, en el mejor de los casos, nulo. Para ello, comparto 4 sugerencias para su marca cuando “cunda el pánico” al percibir que la crisis económica está empezando a afectar a su rendimiento comercial:

  1. Mantener una visión estratégica: tenga presente sus objetivos y planifique dos caminos alternativos para alcanzar sus objetivos “plan A/B”; sea persistente en sus objetivos pero utilice la creatividad para explotar los recursos con los que cuenta de la manera más óptima.
  2. Sostener las mismas cualidades: en el item anterior planteo la necesidad de diseñar dos caminos alternativos para alcanzar sus objetivos, lo que no se negocia en las dos alternativas anteriormente sugeridas son las cualidades que hacen al producto que ofrece (ya sea un bien o servicio) único y diferente al de mi competencia. En el momento en el que Usted debilita las cualidades de su producto empieza a perder su esencia, su diferencial ¿por qué su cliente debería ser fiel a su marca si ni Usted lo es? Recuerde: las cualidades del producto no se negocian.
  3. Estar atento a necesidades latentes: en este punto existen dos frentes a los que debe estar atento: en primer lugar, priorice la relación con sus clientes para percibir necesidades explícitas e implícitas que como ser humano está buscando satisfacer, las cuales pueden ir más allá del propio producto que se ofrece, como por ejemplo: la necesidad de ser reconocido, tenido en cuenta, de pertenecer. En segundo lugar, a la competencia, como lo mencioné anteriormente las crisis desequilibran, hay quienes las pasan y quienes no; esté atento a aquello que la competencia está haciendo bien y está haciendo mal, aprenda de su propia experiencia y de la de otros. Aproveche la oportunidad para detectar clientes insatisfechos de la competencia y sus necesidades latentes.
  4. Establecer acciones de comunicación: las acciones de comunicación son “sine qua non” en épocas de crisis o no, para que una marca exista de manera positiva en la mente del consumidor tiene que comunicarse adecuadamente. Voy a ser repetitiva pero considero muy importante reforzar la idea de que TODO COMUNICA, la comunicación estratégica genera una imagen de marca en la sociedad, y la comunicación librada al azar también pero por supuesto que en este caso la imagen que se genera en la sociedad es cuestión de suerte ¿quien está dispuesto a arriesgar la imagen y reputación de su propia marca? Desde mi lugar, permitame decirle que no se lo recomiendo.

 

Nadie está exento a convivir con una crisis, la idea es justamente CONVIVIR para SUPERARLA ESTRATÉGICAMENTE y no que la crisis nos supere.