CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Exponer en las redes sociales a su empresa es una misión arriesgada pero necesaria, la clave radica en saber utilizarlas y planificar la comunicación que realizará desde estos medios.

Actualmente, si una persona quiere conocer más acerca una marca o negocio dependiendo de la edad y zona geográfica, es muy probable que esa búsqueda se realice en Instagram, Facebook, Twitter, Linkedin. Esta afirmación se sostiene en que hay 2.789 millones de usuarios activos de redes sociales en el mundo, lo que implica un 37% de la población mundial.  De ese 37% el 75% de los consumidores han comprado un producto luego de haberlo observado en redes sociales y el 57% es propenso a comprar productos de una marca que siguen en redes sociales.

Hoy, la gente está en Redes Sociales, se informa e interactúa allí; son herramientas útiles para vender un producto o posicionar una marca, y es necesario que Usted también esté allí.

Algunas de las redes sociales más utilizadas, son las siguientes:

Facebook: es una de las más utilizada, por la facilidad para publicar contenidos combinando textos, fotos, videos, enlaces; chatear, y actualmente realizar trasmisiones en vivo. Muy utilizada de manera personal y por las empresas, instituciones, figuras públicas, a través de fan page.

Instagram:  permite generar contenidos con fotografías a las que se las puede editar rápidamente, compartir videos cortos, y desde esta compartirlas en otras redes.

Twitter: permite publicar en texto, fotos y videos,  con un máximo de 140 caracteres. Es la red más utilizada para comunicar en “tiempo real”.

Linkedin: red social utilizada preferentemente por profesionales y por el segmento laboral, para buscar recursos humanos, o empresas para trabajar; para difundir trayectoria profesional, comercial.

Cada una de ellas tiene sus características, su forma de comunicar y sus usuarios. Si bien es necesario estar en Redes Sociales, no significa que deba estar en todas, es necesario investigar y conocer en qué redes está su público objetivo, su lenguaje y planificar el contenido, para que la comunicación sea eficaz y de interés.  

 

Por ejemplo: si ofrece productos para adolescentes, puede apuntar a la red más usada por este segmento como Instagram y/o Facebook, generar los contenidos tanto en redacción como diseño de imágenes, de acuerdo a las formas en que los adolescentes se comunican. Esto requiere investigar, planificar y evaluar permanentemente las publicaciones, es decir se debe tener en claro a quien comunicar-qué comunicar-cómo comunicar.

Recuerde que “todo comunica” y una publicación mal hecha o no planificada, puede generar mala imagen de su producto o pérdida de esfuerzo y tiempo si no cumple con sus objetivos de promoción y/o venta.

El marketing digital es una pieza fundamental para las empresas hoy en día, pero como tal requiere de un correcto trato y manejo asociado a los objetivos del negocio en general y en específico a los objetivos de marketing.