CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La marca personal es el intangible mas importante que una persona DEBE construir en relación a su imagen pública. Y digo debe porque si no logras comunicar lo bueno que eres en tu trabajo, nadie se enterará de ello o peor aún creerán lo que les convenga.

Cuando un ciudad gótica se ve el iso del vampiro, todos saben de quien y de qué se trata. ¿Te imaginas que tu público te reconozca tan fácil y sintéticamente?

En la actualidad las mejores oportunidades son para quienes logran movilizarse con inteligencia y visibilidad, independientemente de la profesión o actividad que ejerzan.  Por lo tanto, es clave gestionar la marca personal y para ello es necesario encontrar un diferencial concreto, que sea percibido y valorado por los demás.

¿Qué necesitas para empezar a gestionar tu marca personal? 

1. Paciencia: Desarrollar e imponer una marca personal no es un trabajo de un día para otro, los resultados llegan para los que trabajan de manera constante y respetan los tiempos del mercado para reconocer y confiar en tu marca.

2. Tenacidad: Una marca personal exitosa implica constancia y disciplina, porque requiere de frecuencia en publicaciones y apariciones, cuidado de la estética personal, gestión de contactos, manejo responsable de las redes sociales. Los impactos aleatorios no sirven, es necesaria la regularidad para para obtener resultados.

3. Persistencia: Aún en los momentos de desmotivación, desgano o incluso ganas de abandonar, aun en esas situaciones… enfocate y visualiza el objetivo: dejar una marca positiva, vayas donde vayas.

4. Planificación: Sin estrategia no hay camino. Define tu estrategia de marca y planifica cada próximo paso. Para ello, es recomendable que identifiques las acciones que acompañaran a la gestión de tu marca y las distribuyas en un calendario.

5. Pasión: Ninguna marca va a mantener sus frutos en el largo plazo si no está gestionada con amor.